HIPERHIDROSIS

La hiperhidrosis es la condición caracterizada por el exceso de sudor y afecta a gran potencia presentándose en todo el cuerpo o en áreas en específico. Genera problemas psicológicos en la persona que la padece, como inseguridad, vergüenza, baja autoestima entre otros.

Suele presentarse con mayor frecuencia en manos, pies y axilas.

Los síntomas son:

  • Episodios de sudor excesivo y frecuente que interrumpe de alguna manera tus actividades cotidianas

  • Se genera aun cuando no hay una temperatura alta o actividad física.

  • Axilas, manos o pies húmedos la mayor parte del tiempo

  • Sudoración tan evidente que empapa la ropa

 

Al tener hiperhidrosis, en ocasiones se experimenta también lo siguiente

  • Mal olor en ciertas zonas

  • Irritaciones o problemas en la piel, tales como hongos o infecciones bacterianas

  • Negación al contacto físico

  • Rechazos

 

Existen dos tipos de hiperhidrosis: primaria y secundaria

 

La secundaria se presenta cuando la sudoración excesiva se debe a una enfermedad. Los trastornos que pueden provocar la hiperhidrosis secundaria comprenden los siguientes:

  • Diabetes

  • Sofocos en la menopausia

  • Problemas en las glándulas tiroideas

  • Nivel bajo de azúcar en sangre

  • Algunos tipos de cáncer

  • Ataque cardíaco

  • Trastornos del sistema nervioso

  • Infecciones

 

*Ciertos medicamentos también pueden provocar una sudoración intensa, al igual que la abstinencia de opioides.

 

Es importante tomar en cuenta que debido a que el sudor no es el protagonista de la enfermedad, ya que se genera por otras enfermedades, no es posible hacer Iontoforesis (tratamiento para el sudor excesivo) con algunas de las enfermedades mencionadas, es por eso que se realiza un test de valoración antes de hacer el tratamiento.

 

En la hiperhidrosis primaria, los nervios responsables de enviar señales a las glándulas sudoríparas se vuelven hiperactivos, a pesar de no haber sido desencadenados por la actividad física ni el aumento de la temperatura. Esto significa el sudor aquí es el único problema, por lo tanto, al estar estresado o nervioso, el problema empeora aún más. Este tipo afecta generalmente las palmas de las manos, las plantas de los pies y, a veces, el rostro.

 

No existe una causa médica para este tipo de hiperhidrosis. Es posible que tenga un componente hereditario, ya que, a veces, se da en varios miembros de la familia. El tratamiento Iontoforesis está diseñado para tratar la hiperhidrosis primaria.